1925

Oris inaugura su propia planta de electrochapado en  Herbetswil 1925 – 1978.
Oris inaugura su propia planta de electrochapado en Herbetswil 1925 – 1978.

A partir de 1925, con la inauguración de su propia planta de electrochapado, la empresa se especializa en la producción de relojes relativamente baratos, pero de buena calidad.

Oris empieza a colocar pulseras con hebillas a sus relojes de bolsillo, convirtiéndolos en relojes de pulsera propiamente dichos.

Los relojes Oris, equipados con movimientos de escape de áncora, encuentran ávidos compradores particularmente en Inglaterra y luego en las colonias inglesas, así como crecientemente en Sudamérica.